Sección III: Definición del Derecho comparado



SECCIÓN III
DEFINICIÓN DE DERECHO COMPARADO


El Derecho comparado es ¿ciencia o método o ambas cosas? Una pista, busquemos que tenga un objeto de trabajo ¿tiene un objeto de trabajo? Sus propuestas de mejorar el derecho nacional conociendo experiencias ajenas, coexistencia pacífica con otros estados y la unificación del derecho en todo el mundo, ¿podría ser esto un objeto de trabajo suficiente? Vamos ahora a identificar sus características.


El Derecho comparado es un método  


El Derecho comparado no es una rama como son los derechos penal y civil. ¿Quién ha oído decir “El Derecho civil es un método”?, tampoco se ha oído lo mismo del Derecho laboral. No hay problema en aceptar al Derecho comparado como método, porque es evidente su necesidad cuando los juristas de un Estado se preocupan en aproximar su derecho interno a una legislación extranjera más evolucionada. En efecto, la actividad de comparar es un método, y podría decirse que para mejorar el Derecho nacional tiene carácter esencial, del mismo modo que la deducción, síntesis, inducción y análisis en la ciencia en general.

El Derecho comparado es una ciencia


Está claro que tenemos un objeto de trabajo, mejorar el derecho nacional, y el jurista que tenga esta tarea tan elevada debe contar con el método comparado para hacerlo y, por supuestos, aquellos otros métodos de la ciencia en general que hemos citado. Cuando nos planteamos mejorar nuestro derecho nos aseguramos de hacerlo en forma sistemática, crítica, objetiva, clara y con la humildad necesaria de la fabilibilidad, en especial siento la naturaleza del derecho en general mutable, cambiante. Se debe, entonces, buscar semejanzas y diferencias entre los diferentes sistemas de derecho del mundo de acuerdo a los criterios de fuentes, principios, estructura, concepto de norma, método y técnica.


Definición



Podemos definir el Derecho comparado diciendo es la ciencia que los juristas de un país se ocupan de estudiar examinando el origen o evolución de una institución jurídica de diversas legislaciones observando las analogías y diversidades dentro del tramado social, económico, político y cultural con la finalidad de extraer líneas directivas para su derecho nacional y asegurar la coexistencia pacífica con otros pueblos del mundo.

No hay ciencia sin método, por lo tanto, aquellos juristas usarán el método del mismo nombre - el método comparado - para proceder críticamente a examinar la totalidad de los sistemas jurídicos del mundo, un grupo de ellos o legislaciones particulares.

El esfuerzo particular de los juristas se concentrará en establecer diferencias y semejanzas de un derecho o parte del mismo, en base a los criterios de estructura, fuentes, noción de norma, método-técnica y principios. ¿Con qué finalidad? Los juristas se proponen conocer el derecho extranjero, mejorar su derecho nacional y servir al propósito de la coexistencia pacífica con otros pueblos y a la unificación del Derecho del mundo.

Cantidad y especialidad de comparaciones 


Según el interés del jurista, puede compararse todo el derecho o sólo parte. Hay más calidad cuando la comparación es sobre un tema en el cual se abordan todas las fuentes del derecho. Además, esta es la manera natural en que la ciencia trabaja, siempre sobre un objeto definido y delimitado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada